Logo UTU

CONSEJO DE EDUCACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL - UTU


30/06/2020 En busca del aprendizaje profundo


Un conjunto de políticas educativas de integración, colaboración y equidad tecnológica se están desarrollando desde la Red Global de Aprendizajes. El objetivo de las mismas es fortalecer el compromiso educativo y la sistematización de los recursos.

La Red Global de Aprendizajes es una iniciativa internacional que involucra a siete países interesados en desarrollar nuevas pedagogías, con el fin de impulsar el aprendizaje profundo en los estudiantes.

José Miguel García, asistente en educación de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y referente en la Red Global de Aprendizajes, explicó que “la Red Global permite sistematizar innovaciones que se daban dentro de los centros educativos, dentro de las clase (...); proporciona un marco que habilita a eso, para que estas cosas que estaban haciendo los docentes se pudieran sistematizar y también validar; permite aceitar el sistema”.

Imagen de José Miguel García, asistente en educación de la ANEP y referente en la Red Global de Aprendizajes. Fuente: Portal web de la ANEP

García entiende que existen políticas de trabajo para fomentar el uso de las tecnologías dentro de la ANEP: “Hay que trabajar juntos y es un espacio muy abierto de trabajo colaborativo. Acá hay un trabajo a nivel de horizontalidad dentro de la ANEP y del Plan Ceibal con respecto a la Red que me parece fabuloso e importante”, destacó.

Manifestó que las tecnologías “juegan un papel fundamental” y se necesita comprometer a toda la estructura educativa. Por esta razón “la Red Global tiene un pilar muy fuerte en el apalancamiento digital, es decir, cómo las tecnologías pueden facilitar los procesos de aprendizaje, naturalizar y aprovechar las potencialidades para esos aprendizajes”.

Más allá de los contenidos

Según García, la Red Global de Aprendizajes “pretende ir más allá del tema de los contenidos, que es a lo que estamos acostumbrados dentro del sistema educativo. (…) Aspira a desarrollar ciertas competencias que son las que denomina las 6C: creatividad, pensamiento crítico, carácter, colaboración, ciudadanía y comunicación”.

“La pedagogía es el centro, planteando que la enseñanza no es una mera transmisión de contenidos. La enseñanza es el aprendizaje de contenidos con algunas características que hacen que ese aprendizaje sea lo que se llama un aprendizaje profundo. Estamos hablando de alguna manera de sistematizar un montón de cosas que estaban divorciadas, como la teoría pedagógica, de la práctica”, resumió García.

Por otra parte destacó algunos elementos del trabajo docente y la forma en que las tecnologías aportan al mismo: “Colaborar con el entorno, con la comunidad, con expertos… todo es posible por las tecnologías con que contamos (…) La colaboración en la educación es necesaria, casi imprescindible, y entre equipos técnicos y docentes se torna fundamental”.

“La colaboración no es entendida entre docentes o entre estudiantes sino entre todos, y se desarrolla más en propuestas que son abiertas, en donde todos están aprendiendo y se establecen redes de colaboración más allá del aula. Es de esta forma que se logran aprendizajes mejores, basados en el estudiante como centro y en él mismo comprometido con el entorno”, concluyó.

Fuente: Portal web de la ANEP.