Logo UTU

CONSEJO DE EDUCACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL - UTU


16/09/2020 San José: 100 años de la primera Escuela Técnica del interior


La Escuela Técnica de San José tiene sus orígenes en la Escuela Industrial de San José, que fue la primera escuela industrial de UTU fundada en el interior del país, e inaugurada el 16 de setiembre de 1920. Su fundación se debe a la gestión de María Espínola Espínola, quien trabajó de manera honoraria en un período comprendido entre el 5 de julio de 1920 (fecha en que comienza con la organización del centro de enseñanza) y diciembre de 1921, cuando renuncia para mudarse a Montevideo a ocupar un cargo en el Consejo de Enseñanza.

La escuela comenzó con 242 alumnos (176 mujeres y 66 varones), y en sus inicios ofrecía cursos de Alfombras, Carpintería, Cestería, Corte y Confección, Dibujo, Encaje, Escobas, Fajas y Corsets, Flores, Hilados, Ropa blanca, Sombreros, Vestidos, y Teneduría de libros. Los cursos de Alfrombras se dictaron durante algunos años hasta ser suprimidos en 1932. En el año 1924, es designada encargada de la clase de Alfombras, María Fabricio de Venturino, en carácter de prueba, y al año siguiente se le otorga la efectividad en el cargo que desempeñará hasta que esos cursos se retiren de la oferta educativa. Luego de que Espínola Espínola se alejara de la Escuela Industrial, asume la dirección, en carácter interino, el maestro de carpintería José Castelli, y posteriormente, tras concurso, tomará posesión de la dirección Pedro Recine, quien ocupará el cargo de 1922 a 1937.

En el año 1953, la Escuela Industrial pasa a denominarse Escuela Técnica de San José “María Espínola Espínola”, en honor a su fundadora, quien tuvo el privilegio de disfrutar de esa distinción, ya avanzada en edad.

 

María Espínola Espínola (Las Piedras, 1878-Montevideo, 1963)

María Espínola Espínola nace en 1878 en Las Piedras, hija de inmigrantes de las Islas Canarias muy vinculados al ambiente científico y cultural de nuestro país. Cuando María tiene 4 años, la familia se muda a la ciudad de San José de Mayo, donde su padre ejercerá la medicina hasta su fallecimiento.

Desde muy temprana edad, María se destaca en el mundo de las letras, iniciándose en la carrera docente a los 16 años. Integra tribunales examinadores en las escuelas N° 11 y N°69 de San José, y a los 23 años, se desempeña como maestra rural en la Escuela N°1 de Paraje Bañado, a escasos kilómetros de la capital maragata, donde más tarde será Directora.

En 1911, es becada por el Gobierno Nacional a Estados Unidos y Europa, donde se interioriza sobre los métodos de enseñanza más avanzados de esos países, y en 1914, ejerce como profesora destacada en el Liceo Departamental de San José, que hoy lleva el nombre de su padre, el Dr. Alfonso Espínola Vega.

Entre 1916 y 1921, María será la primera mujer en ocupar el cargo de Inspectora Departamental en el Consejo de Enseñanza Primaria y Normal. Es durante ese período que fundará la Primer Escuela Industrial del Interior. En 1933, participa en el Primer Congreso de Maestros, en el Paraninfo de la Universidad, junto a ilustres maestros como Agustín Ferreiro y Pedro Ferrari Ramírez.

Entre sus trabajos, se encuentra la redacción de la formulación del Programa de Escuelas Rurales, y el libro “La Escuela y el Progreso” (1922), donde aborda temas como el papel social de la Escuela en el medio rural, la repetición y el rezago escolar, la dignificación profesional del maestro rural y el carácter universitario de la carrera docente, temas que hoy siguen vigentes.

Fallece en Montevideo en el año 1963, y sus restos son trasladados al cementerio de San José, donde descansan junto a los de sus padres.

Fachada de la Escuela Técnica “María Espínola Espínola” de San José