Logo UTU

CONSEJO DE EDUCACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL - UTU


15/05/2020 18 de mayo: Recordamos la Batalla de Las Piedras


Comenzaba el año 1811 cuando en la campaña oriental se inicia un movimiento espontáneo e inorgánico de carácter libertario en consonancia con las propuestas que la Semana de Mayo en Buenos Aires había expandido por el entonces Virreinato del Río de la Plata.

Los paisanos liderados, por capataces y hacendados, se levantan a orillas del Arroyo Asencio contra la tiranía representada en nuestro territorio por las autoridades españolistas montevideanas que habían acentuado su despotismo en los últimos meses.

Desde esos focos rebeldes primarios el estallido se contagia a otros pueblos y regiones.

En abril se produjo la incorporación efectiva de José Gervasio Artigas, exblandengue, carismático y figura reconocida en todo el territorio oriental, quien anuncia su apoyo al levantamiento y llama a los orientales a acompañarlo a través de la Proclama de Mercedes.

Una de las columnas revolucionarias pone rumbo a Montevideo y el 18 de mayo, en la zona de Las Piedras, se enfrenta a las tropas regulares, disciplinadas y bien pertrechadas del Capitán de Fragata José Posadas.
 

El liderazgo de Artigas y el fervor de sus seguidores por la causa de la libertad logran un señero triunfo para la revolución rioplatense, en ese momento acuciada por la derrota en todos los otros frentes.

Para los orientales constituyó un bautismo de fuego que les mostró la fuerza de la convicción que los animaba y reafirmó las virtudes militares de su jefe.

El camino para el sitio a Montevideo quedaba abierto. Luego vendrán otros hechos que perduran en el imaginario uruguayo como el éxodo, el segundo sitio, la ruptura con Buenos Aires, la definición ideológica del artiguismo y la experiencia trunca del gobierno patrio para toda la provincia oriental.

La autoridad de Artigas trascenderá fronteras y se convertirá en Protector de los Pueblos Libres, su influencia e ideología marcarán la historia del Río de la Plata.

Luego llegará su fracaso militar y exilio, se establecerán otras dominaciones, pero su ideario (y sus colores), recuperados en 1825, orientarán el movimiento hasta 1828, cuando un nuevo contexto, llevará al posterior nacimiento del Estado Oriental.

Los hombres, mujeres, jóvenes y niños orientales que de manera directa o indirecta participaron de aquellos tiempos críticos hicieron la patria.

Hoy, en tiempos más benignos, pero también cruciales, hemos sido llamados a hacerlo nuevamente.

Batalla de Las Piedras - Juan Manuel Blanes