CICLO BÁSICO TECNOLÓGICO AGRARIO EN RÉGIMEN DE ALTERNANCIA
PLAN 2007
CETP

Planes 2007 aprobados por Exp. 4-5233/06, Res. 1902/06 de Acta Nº 86/06 del CETP - UTU y
Exp. 1-7922/06, Res. 11 de Acta Nº 89 del CODICEN.

Programas de asignaturas aprobados por Exp. 4384/07, Res. 270/07 de Acta Nº 101 de 6/03/07 del CETP.

Programas de asignaturas aprobados por Exp. 6483/07, Res. 38/08 de Acta Nº 157 de 3/01/08 del CETP, y Programas de TOC aprobados por Exp. 6482/07, Res. 37/08 de Acta Nº 157 de 3/01/08 del CETP.

 

 

ANTECEDENTES

 

El Ciclo Básico Tecnológico Agrario en régimen de alternancia comienza a ser implementado en el país en 1996.

 

Con anterioridad a este Plan existía en algunas Escuelas Agrarias cursos para formar Idóneos Agrarios con carácter profesionalizante que no presentaban continuidad educativa y estaban dirigidos a la población en edad de cursar Ciclo Básico.

 

El problema de la enseñanza en el medio rural no es una cuestión nueva en nuestro país; adquiere relevancia desde muy temprano en el siglo XX. Si tomamos las épocas recientes, desde 1984 en adelante, el tema es retomado.

 

La constatación de la falta de oportunidades reales de continuar estudios post-escolares debido a la ausencia de servicios educativos en estas áreas, el incumplimiento, por ende, de la Ley de Educación que extiende la obligatoriedad de la educación a los tres primeros años de enseñanza media, induce a la formulación de estrategias para facilitar a los jóvenes rurales el acceso al Ciclo Básico de educación media.

 

En 1987 como resultado del trabajo emprendido por la Comisión AEDER (Atención educativa del egresado rural), se instituyen los Liceos Rurales, en los que se  imparte el Ciclo Básico Común de manera de brindar a los jóvenes rurales una enseñanza equivalente y se realizan además actividades específicas relacionadas con la realidad socioeconómica del medio. En la década de los 90, se extiende esta experiencia a varios puntos del país, y se comienzan a implementar en estos mismos centros cursos Post Ciclo Básico. Educación Primaria luego de la reforma de 1996 implementa los 7º, 8º y 9º año en Escuelas (1999) que por su matrícula y nucleamiento de habitantes lo permiten. Esta oferta no atiende la población dispersa de nuestro campo.

 

En ese mismo marco de reforma, la ANEP a través del Consejo de Educación Técnico Profesional (UTU) reestructura varios cursos del antiguo Idóneo Agrario en Alternancia dictados en algunas Escuelas Agrarias, por el Consejo de Educación Técnico Profesional, creándose el Ciclo Básico Agrario en Régimen de Alternancia y el Ciclo Básico Agrario en Régimen Extendido.

 

El Ciclo Básico modalidad alternancia implementado desde 1997 se dicta en 8 Escuelas Agrarias: la Escuela Agraria de Durazno, la Escuela Agraria de Guaviyú, la Escuela Agraria de Guichón, la Escuela Agraria “La Concordia”, la Escuela Agraria Minas de Corrales, la Escuela Agraria de Montes, la Escuela Agraria de Rosario y la Escuela Agraria de Santa Clara.

 

Actualmente cubre una población de aproximadamente 800 alumnos  que provienen de puntos distantes a cada Escuela y que continúan insertos en el medio rural ya que el régimen de alternancia lo permite.

 

FUNDAMENTACIÓN

 

Un factor clave en la universalización del Ciclo Básico como educación obligatoria es la diversidad de ofertas, considerando esta diversidad como una riqueza que permite superar las diferencias e inequidades.

 

Es indudable que el sistema educativo formal presenta en las zonas rurales mayores deficiencias, tanto en cobertura como en calidad, que en el medio urbano. Algunos de los problemas que normalmente se  aluden son: la poca adaptación del currículo al medio,  el menor nivel de formación de los docentes que trabajan en el campo, su falta de preparación e integración con los temas rurales, así como un alto número de alumnos que luego de finalizada la primaria no son tomados por el sistema educativo. La enseñanza media y secundaria, al ser generalmente impartida en centros urbanos, sigue siendo poco accesible para los pobladores rurales. Esto trae aparejado, consecuentemente, grandes desigualdades en cuanto a posibilidades de acceso y permanencia en el sistema educativo entre los habitantes rurales y los urbanos.

 

Existe un clara separación  entre el sistema de enseñanza y el contexto donde ésta última tiene lugar. La mayoría de los estudios hacen hincapié en la desvinculación que la educación presenta con respecto al medio rural, señalando su falta de ajuste a la realidad socioeconómica donde se lleva a cabo el proceso educativo,  la poca adaptación del currículo a las necesidades específicas de este medio y la escasa utilidad que tiene para la población rural. La educación ha sido pensada siempre tomando como modelo el habitante urbano. De ello resulta un currículo tendiente a homogeneizar, académico,  que poco tiene que ver con las condiciones de vida de los habitantes del mundo rural.

En general, todos concuerdan en señalar que la educación dirigida a este medio debe guardar cierta conexión con las actividades productivas que allí se efectúan, integrando simultáneamente componentes teóricos y prácticos.

Es entonces necesario que el centro educativo se convierta en un animador y catalizador de las acciones que se desarrollan en el agro, sin abstraerse del conjunto de problemas que afectan ese medio.

 

Esta modalidad aplicada al Ciclo Básico Agrario pretende al igual que el CBT  formar al alumno integralmente. Los estudiantes adquieren conocimientos básicos y generales sólidos, los cuales incluyen una cultura científica, humanística y tecnológica, así como también destrezas manuales.

 

En un total de ocho Escuelas Agrarias en todo el país que atienden a 800 alumnos los porcentajes de abandono, repetición y rezago son los más bajos entre todas las modalidades de Ciclo Básico que atienden a esta franja etárea. Las cifras promedio entre el año 2001, 2002 y 2003 para las ocho escuelas y para los tres años, son:  abandono 5%, repetición 1%, promoción total en diciembre 60%. 

 

Estos datos entre otros, hacen valorar la experiencia como positiva y la propuesta de reformulación que para este Plan se presenta es un ajuste curricular para un currículo que tiene diez años en ejercicio.

 

Toda acción de la escuela deberá planificarse y llevarse a la práctica a partir de un conocimiento profundo acerca de las características particulares de sus alumnos y considerando su interacción permanente con la sociedad a través de la familia, la escuela, la cultura, los grupos de pares, los medios productivos de la zona a la que pertenece el Centro Educativo y los medios de comunicación.

 

POBLACIÓN OBJETIVO (Perfil de ingreso)

 

Para poder cursar este tramo educativo es necesario residir en el medio rural y en el caso de tener más demanda de inscripción que lugares se priorizará  al egresado de educación primaria rural.

 

La  población objetivo está compuesta por jóvenes de 12 a 15 años al momento de la inscripción, provenientes de familias rurales y que hayan culminado la educación primaria pero que por su radicación no pueden trasladarse diariamente a los Centros con Ciclos Básicos Urbanos.

 

En el mes de octubre y noviembre se realiza la difusión de la propuesta en el medio rural y luego se hacen entrevistas con la familia. Los alumnos concurren al centro durante una semana en el mes de diciembre a los efectos de evaluar su adaptación.

 

OBJETIVOS

 

El objetivo de este Plan es hacer posible el principio de igualdad de oportunidades para los jóvenes del país que residen en áreas rurales.

 

Es  imprescindible implementar un currículo, contenidos programáticos y metodologías acordes a los requerimientos e intereses de la población del medio rural para la formación de un joven que no puede tener por objeto la adscripción a su suelo natal, sino que se debe implementar una política en la que todos tengan derecho a circular libremente y a fijar su residencia donde lo deseen.

 

Se propone ofertar una educación pertinente y adecuada al contexto social donde se lleva a cabo el proceso educativo y al mismo tiempo que resulte integral.

 

Es entonces necesario que el centro educativo se convierta en un animador y catalizador de las acciones que se desarrollan en el agro, sin abstraerse del conjunto de problemas que afectan ese medio.

 

La educación dirigida a este medio debe guardar cierta conexión con las actividades productivas que allí se efectúan, integrando simultáneamente componentes teóricos y prácticos.

Lograr a través de las familias involucradas relacionarse y tener incidencia en los predios y  las hectáreas productivas de la zona en la que está la escuela y a en las zonas a las que pertenecen los alumnos.

Recoger y preservar el acervo cultural del campo en nuestro país, con un reconocimiento de sus valores, destrezas y habilidades contextualizando los aprendizajes, haciendo de puente entre la cultura familiar y la general que nos ofrece los nuevos tiempos. Esto reafirma  la necesidad de una educación orientada simultáneamente hacia “lo global” y hacia “lo local”, flexible, funcional,  que forme capacidades y habilidades acordes al medio en que tiene lugar el proceso educativo pero que  brinde igualmente  herramientas que permitan inserciones en cualquier otra situación.

 

Revalorizar el rol de la familia como parte del proceso educativo, compartiendo tiempos y responsabilidades en torno al desarrollo personal del alumno.

 

La modalidad de alternancia que como ya dijimos, se viene implementando desde 1996, para el Ciclo Básico Tecnológico Agrario y los objetivos de la misma son:

 

 

A través de estos objetivos se puede percibir claramente lo que diferencia este sistema de otros,' en los que no se involucra la familia, "el primer educador", la formación de la persona por medio de la convivencia y del trabajo en equipo, y la incidencia del alumno en su entorno.

 

Esta  modalidad se debe mantener y expandir como medio de formación, promoción y desarrollo no sólo de los alumnos sino de las familias que viven en el medio rural. La metodología en alternancia propone asociar la formación general típica de la escuela con la experiencia profesional familiar y de la comunidad dentro de la que vive el alumno.



MARCO CURRICULAR

 

Se entiende el currículo como proceso tal como lo plantea José Gimeno Sacristán en “Comprender y transformar la enseñanza”. El estudio del currículo  debe servir para ofrecer una visión de la cultura que se da en las escuelas, en su dimensión oculta y manifiesta, teniendo en cuenta las condiciones en que se desarrolla. Se trata de un proyecto que sólo puede entenderse como proceso históricamente condicionado, perteneciente a una sociedad, seleccionado de acuerdo a fuerzas dominantes en ella, pero no sólo con capacidad de reproducir, sino también de incidir en esa sociedad. Es un campo donde interaccionan ideas y prácticas recíprocamente. Es un proyecto cultural elaborado, condiciona la profesionalidad del docente, y es preciso verlo como una pauta con diferente grado de flexibilidad para que los profesores intervengan en él. 

Stenhouse 1984 dice:

 

“El currículo es una tentativa para comunicar los principios y rasgos esenciales de un propósito educativo, de forma tal que permanezca abierto a discusión crítica y pueda ser trasladado efectivamente a la práctica.”

 

 

 

Diseño Curricular

 

El carácter asignaturista que parece presentar el currículo no es tal al promover trabajos por proyecto contextualizados y contemplados en los programas que atienden la transversalidad de la tecnología incluyendo los temas agrarios.

 

 

CICLO BÁSICO TECNOLÓGICO AGRARIO en Régimen de alternancia                     Plan 2007

Condición de ingreso: Primaria completa y residir en el medio rural
Duración del Curso tres años  

ESPACIOS CURRICULARES

ASIGNATURAS

DE BASE IDIOMA ESPAÑOL 6 6 -
INFORMÁTICA 4 4 -
INGLÉS 6 6 6
LENGUA Y LITERATURA - - 6
MATEMÁTICA 8 8 8
 
CIENCIA Y TECNOLOGÍA GEOGRAFÍA 3 4 3
HISTORIA 4 3 5
FORMACIÓN CIUDADANA - - 3
TECNOLOGÍA 1 3 3 3
TALLER AGRARIO 9 9 9
BIOLOGÍA 4 4 4
CIENCIAS FÍSICAS 3 3 -
FÍSICA - - 4
QUÍMICA - - 4
 
EXPRESIÓN EDUCACIÓN FÍSICA 4 4 4
DIBUJO 2 2 2
CUADERNO DE EXPLOTACIÓN FAMILIAR 8 8 8
ESTUDIO ORIENTADO 5 5 2
VISITAS DE ESTUDIO 4 4 4
VELADAS 5 5 3
 
TALLERES CURRICULARES TALLER DE EDUCACIÓN DE LA SEXUALIDAD Y DE LOS JÓVENES 2 2 2
OPTATIVOS CURRICULARES LOS TALLER SERÁN UN ESPACIO ABIERTO PARA QUE SE OFERTE A LOS ESTUDIANTES LA POSIBILIDAD DE OPTAR POR:, EXPRESIÓN CORPORAL, TEATRO, ARTESANÍAS, INFORMÁTICA Y MULTIMEDIAS, MÚSICA,  ENTRE OTROS.  Se tendrán en cuenta los espacios y recursos humanos con los que pueda contar cada Centro Educativo cuando se hace la propuesta. - - -
ADMINISTRACIÓN 3 3 3
ALIMENTACIÓN 3 3 3
Diseño y Tecnología de la Construcción 3 3 3
EDUCACIÓN FÍSICA RECREATIVA 3 3 3
ELECTROTECNIA 3 3 3
FILOSOFÍA PARA LOS JÓVENES - - 3
INGLÉS - - 3
MECÁNICA AUTOMOTRIZ - - 3
MECÁNICA GENERAL 3 3 3
PARTICIPACIÓN CIUDADANA - 3 -
TALLER AGRARIO 3 3 3
TALLER ARTÍSTICO – TEATRO 3 3 3
TALLER DE ARTE Y PLÁSTICA 3 3 3
TALLER DE MÚSICA Y CANTO  POPULAR 2 3 3
TALLER: TECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN 3 3 3
TRABAJO EN MADERA 3 3 3
TOTAL de horas semanales 80 80 82
(1) Esta asignatura está a cargo de dos docentes de Tecnología que responden a un perfil.
Los programas de Taller Agrario y Cuaderno de Explotación Familiar fueron aprobados por Res. 271/07 de Acta Nº 101 de fecha 6 de marzo de 2007, Exp. 4-406/07del CETP - UTU.

 

Tecnología

 

“Una iniciación a la tecnología y al mundo del trabajo debe ser un componente esencial de la educación general, sin el cual esta educación es incompleta. La comprensión de las facetas tecnológicas de la cultura de hoy y una apreciación del trabajo que requiere habilidades prácticas deben ser parte de esa educación general. Esta iniciación debe ser una preocupación en los procesos de cambio educativo con miras a una mayor democratización de la educación. Debe ser un elemento requerido del currículo, que comienza en la escuela primaria y continúa durante los primeros años de la educación media.” [2]

 

En esta asignatura se atiende al desarrollo de las capacidades para la resolución de problemas a través de proyectos de trabajo. Esto generalmente significa trabajos de grupo dedicados a la indagación, análisis, diseño y luego a la implementación que puede incluir la construcción de un objeto. Se concibe como un área independiente, aunque estrechamente ligada a otras asignaturas, incluyendo el abordaje de varias disciplinas.

 

Se considera fundamental no sólo por lo que contribuye a la formación integral sino también porque es un área del conocimiento que el alumno debe indagar, analizar y conocer antes de tomar la decisión para continuar estudiando.

 

Esta asignatura está a cargo de dos docentes de Tecnología que responden a un perfil.

 

Los grupos en el CBT tienen  treinta alumnos aproximadamente. El estudiante necesita interrelacionar conocimientos con actividades prácticas. El alumno en trabajos grupales  y diversos aprende haciendo.

 

Abordan situaciones problema a las que deben dar solución buscando información, aportando creatividad y alcanzando un diseño de prototipo, experimentando para lograrlo, controlando la calidad, y la previsión racional de acciones de mantenimiento.

 

Los docentes deben guiar y orientar estas instancias dando el tiempo necesario en cada una de ellas y trabajar la metacognición en el alumno para cada parte del proceso. Esta forma de trabajo y construcción del conocimiento tiende a cubrir la brecha existente entre lo puramente académico y las realizaciones concretas. De esta forma se logra una efectiva integración, no profesionalizante, entre el pensar y el hacer.

 

El tipo de actividades que se realizan en el aula tecnológica se abordadas en grupos o equipos de no más de cuatro alumnos que trabajan en diversas situaciones, en esta edad,  necesitan de una atención más personalizada. Se trata de atender sus demandas sin hacer que esperen mucho tiempo para que el interés no decaiga.

 

Esto se podría resolver con grupos más pequeños de no más de quince alumnos pero también debemos tener en cuenta  que aunque los docentes han recibido formación en años anteriores, no tienen formación específica por lo que el par docente también atiende la complementariedad necesaria en esta asignatura que constituye un punto de encuentro  de los saberes.

 

Talleres curriculares

 

Los Talleres Curriculares están pensados con dos horas por curso fuera del turno. En ellos se trabaja obligatoriamente en metodología de taller y para los tres años se propone un Taller sobre la Educación en Sexualidad y de los Jóvenes.

 

Dentro de las políticas implementadas desde el CODICEN está previsto que se trabajen los temas que refieren a la Educación en Sexualidad y otros tópicos de interés para los jóvenes o que forman parte de su relación con la sociedad (desde el desarrollo sustentable y los derechos humanos u orientación vocacional y hasta los más específicos como drogadicción y violencia).  En caso de abordar los temas de orientación vocacional es importante la vinculación del Centro con la comunidad, en lo local, nacional, regional e internacional. Se pueden realizar entrevistas, visitas, o recibir visitantes, para indagar sobre las diferentes actividades productivas y profesionales así como innovaciones tecno científicas o actividades laborales relacionadas con los multimedia o lo artístico, entre otros.

 

La incorporación de la Educación de la Sexualidad en el currículo del CBT parte de un ámbito conceptual que define “la sexualidad como una dimensión constitutiva de los seres humanos, integradora de la personalidad y en estrecha conexión con la vida afectiva, emocional y familiar de las personas que se proyecta en el ámbito social en que está inmersa”.

 

La importancia sustantiva que se le atribuye se asienta en los paradigmas que sostienen que la sexualidad constituye un eje clave del desarrollo en la niñez y adolescencia; que posee un papel protagónico en el proceso de organización de la identidad de las personas y que constituye un Derecho Humano inalienable.

 

La incorporación de la sexualidad humana en el proceso educativo legitima un componente de la personalidad que ha permanecido marginado, condenado al silencio académico.

 

Existen también compromisos jurídicos asumidos por este país al suscribir y ratificar la Carta Universal de los DDHH así como la Convención de los Derechos del Niño, la Convención contra toda Forma de Discriminación de la Mujer, el Pacto de DDHH de Viena, el Plan de Acción de la Conferencia de Población y Desarrollo del Cairo, la Plataforma de Acción de la Conferencia Internacional de la Mujer en Beijing y la Resolución de la Conferencia de Belén do Pará para la Prevención de la Violencia contra la mujer además del Derecho a la Educación y la Salud expresados en la Constitución de la República.

 

Se ha constatado a través de diferentes consultas la existencia de una demanda de la sociedad al sistema educativo de que la educación trate estos temas específicamente, la convicción de muchos de los protagonistas de la comunidad educativa de la necesidad de un abordaje de los mismos, la existencia de voluntad política para instrumentarlo, la jerarquización de la labor docente en estos niveles de formación, la reivindicación del lugar que le cabe a la educación formal en la vida de las personas, el reclamo de las y los adolescentes de espacios donde tratar estos temas.

 

El relevamiento de las experiencias previas permite afirmar que los talleres de Educación de la Sexualidad curriculares que se desarrollaron en esta institución entre los años 1994-1995 fueron evaluados positivamente en el ámbito institucional (docentes, directores, inspectores), de los padres y de los alumnos. La comunidad educativa destacó entre sus logros una notoria mejoría del relacionamiento entre los estudiantes y entre estos y los profesores y una mayor y más fluida comunicación familiar y entre la familia y el centro educativo.

 

El motivo que se le considere a lo largo de todo el currículo se debe a que los temas de interés para cada alumno en esta etapa de grandes cambios son diferentes según el desarrollo afectivo, biológico y cognitivo que va transitando desde que ingresa en primer año hasta que egresa en tercero.

 

Talleres Optativos NO CURRICULARES


Este espacio en el Plan de Ciclo Básico Tecnológico Agrario en régimen de Alternancia se considera extracurricular. Está considerado para completar una formación integral. En el se trabaja en modalidad Taller optativo y rotativo abordando áreas como artística, expresión corporal, actividades recreativas.

 

Informática y las TIC

 

Abordar Informática en el Ciclo Básico implica pensarla como el acceso a una parte amplia e importante de la cultura, como una oportunidad más de formación al servicio del mejoramiento del ambiente educativo y como facilitadora de dicho proceso.

La informática se ha convertido en una herramienta de comunicación y de aprendizaje, un elemento que forma parte de la vida cotidiana ya sea en el trabajo o en cualquier actividad que desarrollemos.

Esto nos lleva a repensar y proponer que desde el ámbito educativo debemos fomentar su  uso en todas las dimensiones que esta permite, y que no es suficiente acotarnos a un uso instrumental de la misma.

 

Entendemos que esta nueva propuesta basada en un enfoque globalizador, abarca varias dimensiones de la informática.

Uno es el que refiere al alumno y otro que comprende al docente en su quehacer pedagógico y en su formación profesional.

 

Fundamentación

 

La incorporación de la informática en el nivel educativo abarca dos dimensiones principales:

  1. dimensión vertical, que tiene que ver con una serie de aprendizajes básicos, usualmente denominados “alfabetización informática”.

  2. dimensión horizontal, que implica la utilización de la informática como colaboradora en el proceso de enseñanza  y de  aprendizaje, para el conjunto de las asignaturas que integran el currículo.

Esta segunda dimensión ha originado a través del tiempo la necesidad de desarrollar en el alumno habilidades de razonamiento flexibles e independientes, propiciando la búsqueda de entornos de enseñanza aprendizaje interactivos y colaborativos, que ofrezcan conjuntamente una herramienta de apoyo para el proceso activo de construcción del conocimiento y el desarrollo de habilidades.

Desde esa concepción de la informática como medio dinamizador de los procesos de enseñar y de aprender, se pretende reafirmar la apuesta a la formación de un profesional docente capaz de aprovechar críticamente el caudal diversificador de los diferentes modo de utilizar los nuevos medios, para generar experiencias educativas a partir de enfoques globalizadores.

Este planteo busca desarrollar

En el alumno:

  1. una formación que genere el dominio instrumental en niveles progresivos de profundización.

  2. la apropiación de los recursos tecnológicos, abordándolos desde una perspectiva crítica, científica y esencialmente educativa.

En el docente:

  1. Posibilitar el acceso a fuentes de información y procesos de formación profesional permanente, contribuyendo a la reestructuración de su quehacer pedagógico.

  2. Contribuir a la comprensión de las posibilidades y limitaciones  de las nuevas tecnologías de la información y comunicación como medios propicios para la generación de nuevas competencias y mejora de la calidad de los procesos de aprender y de enseñar los medios informáticos en el aula y en la escuela.  

  3. Propiciar la formación del colectivo docente a partir de la coordinación de actividades, utilizando un espacio multifuncional, fortaleciendo su formación tecnológica y pedagógica, desde un rol activo y protagónico.

 

Implementación

 

En este sentido podemos decir que acceder al espacio de Informática tiene un doble sentido: por un lado aprender algunas técnicas instrumentales vinculadas a determinados programas de aplicación y por otro utilizar dichos conocimientos  dentro de un espacio multifuncional, para recibir y procesar información sobre cualquier conocimiento, ciencia o técnica de forma que los alumnos desarrollen habilidades para asumir con mayor propiedad el uso y la aplicación de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

 

Para esto se propone que los  docentes de informática tomen las dos horas disponibles en cada grupo.

 

Por otra parte se dan horas cargo por Centro Educativo (horas de laboratorio) para atender la sala de informática  y responsabilizarse de la segunda parte de este enfoque. El docente responsable apoya tanto a los alumnos, como a docentes de otras asignaturas que usufructúen de ella con sus alumnos. Atendiendo también lo relacionado con los multimedia.

 

 

ESPACIO DIFERENCIAL EN EL RÉGIMEN DE ALTERNANCIA

 

PRESENCIALES

 

Cuaderno de Explotación Familiar (C.E.F.) o Carpeta de  Proyectos De Estudio

 

Es un recurso metodológico que plantea el análisis de la realidad del alumno, de su familia y el medio que lo rodea. El Cuaderno de explotación familiar (CEF) es uno de los elementos esenciales de la alternancia que permiten esta integración.  Parte del interés y la iniciativa de los alumnos, el docente es un guía,  que  lo alimenta y lo transforma en una experiencia enriquecedora.

El mismo requiere una atención personalizada por parte del docente quien adquiere un rol  conductor a través de diferentes etapas :

Generación, Confección del Borrador, Corrección del Borrador, Resolución de Situaciones Problemas y Puesta en Común – Plenario. Pasado en limpio.

 

La metodología aplicada en esta actividad, la constituye en una de las fortalezas del sistema, por su contribución al logro de aprendizajes significativos, teniendo en cuenta que:

 

 

 

Taller Agrario

          

Actividad que se desarrolla en la escuela, respondiendo a una metodología que incluye el planteo de diversas situaciones, la búsqueda de información relacionada, la ejecución de actividades prácticas y la reflexión sobre el propio proceso.

   

Se implementa a partir de una planificación anual relacionada con los recursos naturales disponibles, al medio social circundante y a la realidad escolar. En las áreas de Producción Animal, Producción Vegetal y Taller, tienen como objetivo comprender y desarrollar actividades agrarias afines o no a su medio productivo, provocando una reafirmación y/o modificación de concepciones previas, adquiriendo motricidad en operaciones prácticas, logrando confianza y autovaloración en sus posibilidades, realizando actividades de grupo que les permita descubrir las potencialidades del trabajo en equipo. Incluye actividades que no son profesionalizantes y que están adaptadas a la edad de los  alumnos, como por ejemplo  las relacionadas a la huerta, invernáculo, frutales, avicultura, donde el alumno realiza  operaciones concretas, siembra, control sanitario, nutrición, control de crecimiento. Estas tareas se realizan en grupos de compañeros,  como verdaderos trabajos de equipo, y como se dijo anteriormente se crean los espacios para la reflexión, y el análisis  que permite a los alumnos  relacionar lo que se hace con los contenidos trabajados en el aula.

      

Puede adoptar una metodología de proyectos y una secuencia de preparación y motivación al grupo para efectuar la actividad, una etapa de ejecución donde el docente tiene un papel fundamental como guía del proceso y un final reflexivo acerca de lo acontecido. Al igual que  el  CEF , el Taller Agrario es propicio para aplicar los principios constructivistas en tanto siempre está retomando las concepciones previas que provienen del contexto donde el alumno interactúa.

 

Si se tiene en cuenta que una educación de calidad incluye: aprender a aprender, aprender a hacer , aprender a ser, esta actividad de taller agrario especialmente contempla estos principios ya que:

 

 

Visitas de Estudio

 

Tiene como cometido el conocer nuevas realidades de distinta índole en función de la evolución del grupo procurando la integración con las diferentes áreas. Implica la preparación de la visita, la realización efectiva y un informe de la misma.-

 

En la preparación, a partir de la motivación los alumnos infieren los puntos más relevantes a tener en cuenta para el mejor provecho de esta instancia, es decir se analiza y se acuerda que se debería preguntar, observar u investigar. Durante la visita, son los alumnos los que intervienen para concretar sus expectativas. Posteriormente se realiza un informe que es corregido en la próxima alternancia en la Escuela, en la que no se realiza visita, solo la corrección y la puesta en común de la  anterior.

Toma contacto con aspectos históricos, geográficos y tecnológicos.

 

En cuanto a las bondades de este recurso se destacan:

 

Viajes de Estudio

 

Con similares objetivos de las Visitas con un mayor grado de generalización procurando conocer a través de los tres años parte de la geografía, cultura, tecnologías y producciones de las diferentes regiones del país. Tiene una función orientadora buscando que el alumno adquiera  en 3er. año una visión clara de los trayectos dentro y fuera del agro para su continuidad educativa.

 

Veladas

 

Ultima actividad de cada jornada destinada a la integración grupal, a cultivar las relaciones humanas, a la recreación y a la adquisición de nuevos conocimientos, mediante la invitación de disertantes calificados. Se procura darle el sentido de un espacio lúdico y cultural organizado. Tiene especial revalorización el ser social y el compartir espacios con el grupo.

 

Esta actividad, así como también la convivencia que implica el sistema de alternancia, son estratégicas en cuanto a la socialización. Contribuyen al desarrollo de capacidades para el relacionamiento adecuado con los demás y consigo mismo.

          

El aprendizaje lógico, racional, académico corresponde solo a una faceta del ser humano pero tan importante como aquella es aprender a desarrollar la inteligencia emocional que permite resolver problemas relacionados con nuestras propias emociones y con las de los demás, ya que no solo nos limitamos a procesar la información sino a sentirla, “alfabetizando las emociones” (Goleman).

 

Estudio Orientado

 

Tiene como fin último el apoyo a las diferentes áreas, la obtención de conocimientos y capacidades que los habilite en el razonamiento, en la reflexión y en la comprensión. Tiende a promover la actividad grupal, la expresión oral, la técnica lectora y desarrollar el poder de síntesis.

 

NO PRESENCIALES

 

Semana no presencial

 

En esta semana los jóvenes permanecen en sus hogares, con sus familias, los primeros educadores y pilares  fundamentales de la formación en Alternancia.

 

En efecto, el ir y venir de los Alumnos entre la Familia y la Escuela provoca una interpelación de los Padres y entonces, no sólo los compromete y anima a interesarse por la Escuela y todo su entorno, sino también que en la mayoría de los casos asumen con responsabilidad la tarea de colaborar con sus hijos a organizarse, creándoles los espacios necesarios para continuar estudiando. Es a partir de este momento que el compromiso de Educar se comparte con la Escuela, viéndose éste reflejado en cada una de las Asambleas de Padres, instancias en las que concurren la mayoría de ellos y participan activamente de cada una de las propuestas de la Escuela, estrechando los vínculos y compartiendo objetivos.

 

Es innegable y trascendente la importancia de la transmisión de valores familiares y la continuidad de los mismos en la Escuela para lograr un aprendizaje de calidad, significativo y contextualizado.

        

El mantenimiento de los adolescentes en la vida familiar y local, la invitación hecha a los Padres, no instruir, sino ayudar a los jóvenes a descubrir un mundo complejo y la riqueza profesional familiar, asegura la continuidad de generaciones, que toda educación válida necesita.

 

Las actividades de los alumnos en la semana no presencial promueven un permanente diálogo familiar en torno a múltiples temas surgidos de las diferentes asignaturas.

 Por otro lado, esta Estadía crea al joven la necesidad, de resolver situaciones, solo o con la única ayuda de sus libros o diccionario fortaleciendo el aprendizaje en forma independiente.

 

En síntesis, la debilidad o fortaleza de la Semana no presencial en el Sistema en Alternancia es una responsabilidad compartida, y es aquí donde el rol de la de los educadores, se fortalece en un proceso de continuo aprendizaje, no solo con sus pares, sino también de las familias, con quienes se establecen importantes y auténticos lazos de afecto. Desde el punto de vista del papel docente, debemos reafirmar que el éxito en la   utilización eficiente del tiempo no presencial, se basa en dotar al alumno de las herramientas necesarias  en la semana escolarizada para poder efectuar la actividad encomendada sin dificultades.

         

Ficha de Alternancia

 

Es el vínculo escrito entre el Centro y la Familia del alumno, en un ida y vuelta que permite la comunicación.

 

Consiste en una ficha diseñada en la Escuela y se utiliza una por cada alternancia. Incluye dos partes: una en la que se resume la actividad realizada en la escuela, donde cada asignatura tiene su espacio para sintetizar lo que se realizó durante la semana y otra parte también con espacio para cada asignatura en la que se resumen las tareas domiciliarias.

 

Es completada por el alumno, quien la lleva a su hogar al terminar la semana de estadía en la Escuela. También tiene un espacio para que el alumno pueda sintetizar otras actividades realizadas en su hogar y también cuenta con lugares para que los padres o la dirección puedan comunicarse. Es entregada por el alumno al regresar a la escuela, la ficha es firmada por los padres lo que constituye la prueba que la comunicación se está manteniendo.

 

Por eso constituye una valiosa herramienta para este sistema, siendo fundamental la continuidad en la semana no presencial y el apoyo desde la familia, y donde debe haber un contacto permanente y fluido entre ésta y la Escuela.

 

Tareas Domiciliarias

 

Son pautadas por los docentes de las distintas áreas como forma de compensar los tiempos faltantes para lograr similares aprendizajes que los jóvenes que asisten a la educación media en condición de régimen continuado.

 

Seguimiento del Alumno

 

Incluye visitas periódicas al hogar del alumno en la semana no presencial por parte de docentes que tienen como cometido informar a los padres de la actuación del joven y  básicamente comprender in situ la realidad del alumno. Es una herramienta esencial para mantener el vínculo afectivo que necesariamente debe asistir para que cada parte involucrada está compenetrada de su rol.

 

ENFOQUE METODOLÓGICO

 

La metodología aplicada constituye una de las fortalezas del plan, por su contribución al logro de aprendizajes significativos, teniendo en cuenta que permite compatibilizar la enseñanza formal impartida en el centro educativo con los aprendizajes informales efectuados por los alumnos durante sus rutinas de trabajo cotidianas en la semanas no presenciales.

Al involucrar a los padres en la formación y en la concreción de los estudios formales tomando en cuenta el saber tradicional familiar (desarrollado mediante la práctica), legitimándolo como fuente de conocimiento tan válido como el saber técnico construido en la Escuela.

Esta propuesta pedagógica predispone a la persona para un aprendizaje significativo, producto de la interacción entre una información nueva y la estructura cognitiva preexistente.

Proyectos

Los proyectos de trabajo están relacionados con la realidad y parten de los intereses de los alumnos, de la escuela y la comunidad; lo cual favorece la motivación, y la contextualización de los aprendizajes, a la vez que aumenta la funcionalidad de los mismos, y propicia su aplicación a otras situaciones distintas de las estudiadas en el aula.

Desde el punto de vista de los procedimientos, el proyecto tiene la ventaja de unir los contenidos de diferentes disciplinas a través de una temática común que produzca la transferencia.

Los proyectos de trabajo tienen puntos de conexión con las teorías y las prácticas pedagógicas que estimulan la investigación del entorno, el trabajo cooperativo, la enseñanza socrática, el conocimiento integrado, la interacción continua entre el profesorado y el alumnado, el uso de diversas fuentes, la aplicación y uso de la tecnología y el pensamiento creativo.

Su abordaje es mediante unidades temáticas como el principio de organización del currículo. Esta propuesta surge desde la convicción de que todos los estudiantes pueden aprender con éxito y debemos proveerlos de una educación que vincule lo cotidiano con los contenidos curriculares para lograr la formación de individuos integrados y comprometidos con la sociedad en la cual viven.

Temas transversales

 

Al abordar la tarea de planificación, nos enfrentamos a contenidos abarcativos que es necesario integrar en la totalidad del currículo, no siendo pertinente su tratamiento aislado. Temas tales como la preservación del ambiente, el cuidado de los bienes comunitarios y personales, el respeto a las normas de convivencia, la conducta vial, la prevención de accidentes, el respeto de las ideas expresadas por los demás, la no discriminación del diferente, los valores familiares en la formación de la persona, uso y aplicación de la tecnología, no parecen suficientes ni apropiados que sean tratados como módulos en un momento dado del curso.

Por esta razón, han sido definidos como transversales, puesto que atraviesan el currículo, haciéndose presentes en cada unidad temática, en cada secuencia, en cada proyecto.

EVALUACIÓN

 

Se considera la evaluación como aspecto fundamental de la enseñanza, mediante la inclusión en el  currículo  de criterios de evaluación normativos que hacen referencia a las innovaciones que se quieren introducir y la aplicación de una evaluación externa que recoja  las innovaciones y principales retos, con un carácter estrictamente formativo y no acreditativo de los alumnos, cuyos resultados sirvan de base y punta de lanza para organizar los cambios necesarios en el currículo que se pone en práctica. Cuando nos referimos a evaluación externa creemos que la misma debe ser abordada dentro del marco de la evaluación institucional.

 

Evaluar es una de las tareas que corresponden a la práctica docente y surge de la necesidad de conocer si se está avanzando en la dirección deseada, cuánto se ha logrado y cuánto queda aún por aprender.

 

La evaluación es un aspecto fundamental de cualquier propuesta curricular y, en la medida de su eficacia, permite mejorar los niveles de desempeño de los alumnos y de los docentes, así como la calidad de las situaciones didácticas que se plantean para lograr el aprendizaje.

La Coordinación es el espacio curricular en el que un trabajo conjunto y colaborativo entre los docentes permita alcanzar estos objetivos. Los inspectores técnicos y de gestión así como los equipos directivos serán quienes orientarán y brindarán el apoyo necesario.

 

Para evaluar el desempeño de los alumnos es necesario recabar información de manera permanente y a través de distintos medios, que permita emitir juicios y realizar a tiempo las acciones pertinentes que ayuden a mejorar dicho desempeño.

 

De la misma manera, es necesario que los docentes auto evalúen su trabajo. Asumiendo que dos de sus tareas centrales consisten en plantear problemas y favorecer el intercambio de opiniones entre los alumnos, es esencial que los docentes analicen sus intervenciones con el ánimo de lograr cada vez mayor claridad al brindar las consignas de las diferentes actividades a llevar a cabo, hacer preguntas que ayuden a profundizar en las reflexiones, argumentar a favor o en contra de los resultados que se obtienen, o explicar los procedimientos utilizados en la resolución de las tareas o los problemas planteados.

 

La evaluación implica analizar, tanto los procesos de resolución, como los resultados de las situaciones que los alumnos resuelven o realizan y es fundamental que esta responsabilidad no sea exclusivamente del profesor. Los alumnos pueden emitir juicios de valor acerca de su propio trabajo o el de sus compañeros y es necesario darles cabida en el proceso de evaluación para que éste sea equitativo. Por otra parte, es necesario que el docente explicite las metas que los alumnos deben alcanzar y los criterios que utilizará para valorar su trabajo, adicionalmente les ayudará a identificar cuáles son sus limitaciones y cómo pueden superarlas.

 

El proceso de evaluación además de cumplir con la responsabilidad de asignar una calificación numérica, dará al docente la posibilidad de describir los rasgos más importantes del proceso de aprendizaje de los alumnos.

Esto permitirá  adecuar sus prácticas de aula y  compartir los cambios a implementar con sus colegas para mejorar los aprendizajes de los estudiantes. La evaluación se hace de manera descriptiva y la información obtenida debe ser compartida con los propios alumnos, con los padres de familia.

 

Las innovaciones introducidas o los objetivos enunciados poco importan si la evaluación sigue consistiendo en ejercicios para contrastar el grado de retención de algunos conocimientos conceptuales, éste será para los alumnos el verdadero objetivo del aprendizaje.

 

Es deseable que tanto los alumnos como el docente consideren la evaluación como una actividad más del proceso de enseñanza y de aprendizaje.

 

La aplicación de pruebas es un recurso más para recabar información, pero no puede ser el único. Es necesario utilizar diferentes tipos de pruebas (opción múltiple, preguntas de respuesta cerrada, preguntas de respuesta abierta, etcétera) y además contrastar los resultados obtenidos con lo que se puede obtener mediante notas de observación, los cuadernos de trabajo, carpetas, organizadores gráficos, exhibiciones, presentaciones orales y representaciones creativas.

 

La evaluación continua, sustentada en el acopio permanente de información, permite describir los logros, las dificultades y las alternativas de solución para cada alumno, pero también sirve para cumplir, la norma que consiste en asignar una calificación numérica en ciertos momentos del año escolar. Así, la calificación podrá acompañarse con una breve descripción de los aprendizajes logrados y los padres de familia sabrán no sólo que sus hijos van muy bien, regular o mal, sino cuáles son sus logros más importantes y qué aspectos es necesario reforzar para obtener un mejor desempeño.

 

Se ha descrito un marco referencial de evaluación, el mismo será acordado y se considerará durante el proceso de elaboración de los programas de las asignaturas que integran el currículo.

 

 

PLAN OPERATIVO

 

La gestión en los centros educativos  El Espacio de Coordinación.

 

El espacio de coordinación se reconoce como un espacio de construcción curricular.

 

La coordinación no es un apéndice del currículo, no es un componente exógeno a la jerarquización de prácticas que hace una escuela o centro, no es un pretexto carente de objetivo. Es, en todo caso, sí, un pre-texto a ser construido y dinamizado, revisado y enriquecido, acordado en un espacio y tiempo reales, por todos los actores a quienes les corresponde la responsabilidad de la gestión curricular escolar. Así concebida, trasciende la asignatura en sí misma, la transversalidad como un objeto de conocimiento. Es más que una actitud ínter disciplina, una posición que pretende promover el desarrollo de un conocimiento relacional como actitud comprensiva del propio conocimiento humano, mediado por el dispositivo pedagógico.

En este  encuadre se instituye la coordinación como un espacio  orientado a facilitar la reflexión-acción conjunta  de los diversos actores del ámbito pedagógico didáctico, y componentes próximos.[3]

 

Luego de múltiples y diversas indagaciones y evaluaciones sobre el espacio de coordinación se puede advertir que existe una discordancia entre los objetivos del mismo y la estrategia de su implementación.

 

No obstante debe señalarse que hay actividades que funcionaron adecuadamente en algunos centros educativos y que dicho espacio es valorado positivamente por todos los actores reconociendo sus potencialidades pedagógicas a nivel de centro y de aula.

 

Los equipos directivos han dado un espacio y un tiempo a la coordinación de acuerdo con el contexto y con la normativa vigente.

 

Sin embargo es un lugar y tiempo que muchas veces se transforma en un intercambio de anécdotas. Los docentes, no asumen que su trabajo no es sólo intercambiar materiales entre los pares, elaborados individualmente (escritos, cuestionarios, repartidos, transparencias, videos) sino que incluye también la elaboración y el estudio colectivo entre compañeros, con los que indudablemente comparten, de uno u otro modo, la función de educar a unos mismos alumnos. Este espacio de coordinación debería permitir que los docentes en él adquirieran elementos para sentirse motivados, con más herramientas que cuando trabajan solos, de tal forma que los factores de primer y segundo orden[4] que afectan a los profesores y le provocan malestar, se  vayan resolviendo no solo por el involucramiento de los docentes en las tareas sino también por las oportunidades de desarrollo profesional que el sistema les brinda.

 

  1. Una parte del espacio se dedicará a abordar la información sobre las diferentes dimensiones del proyecto escolar o del propio centro. De esta forma todos los docentes de un centro educativo que concurren a un mismo turno estarán presentes en el espacio de coordinación.
    Cuando sostenemos que el aprendizaje debe ser durante toda la vida estamos diciendo, en este caso, que cualquier profesional debe tener un espacio de formación continua.

    La misma no se debe asimilar a lo que se llamó formación en servicio, la formación continua supone un proceso de crecimiento o desarrollo de la capacidad profesional, que si bien puede aprovechar insumos externos, su éxito dependerá de que el proceso de cambio sea decidido y asumido reflexivamente por el propio docente. En ese sentido, los conductores del proceso de formación son los mismos profesores.

    El rol de los inspectores tanto de Gestión como Técnicos en la orientación y apoyo al equipo directivo y a los docentes para implementar este espacio, es fundamental. Asimismo es imprescindible destacar el rol de los equipos directivos en la orientación y conducción de la Coordinación.
    El desarrollo de la cooperación y el trabajo colectivo entre los docentes, la generación de acuerdos y proyectos que den coherencia y direccionalidad a la acción del centro educativo, la focalización del trabajo en la dimensión pedagógica, depende en gran medida, según señalan las últimas investigaciones educativas, del estilo de conducción de los cuerpos directivos. Sin un liderazgo pedagógico claro se hace muy difícil organizar y canalizar el trabajo y compromiso docente y por tanto lograr el buen funcionamiento del Espacio de Coordinación. La formación especializada de los equipos directivos, ... contextualizada y ajustada a las necesidades específicas de cada director y cada centro, parece ser un camino necesario e ineludible a transitar. El papel de los equipos inspectivos en este proceso es crucial. También puede ser un camino interesante la conformación de redes de trabajo de directores en torno a este espacio.”
    [5]

  2. Otra parte de la coordinación debería dedicarse a abordar  la tecnología desde las distintas asignaturas acordando los conceptos que cada una trabajará en torno a uno o varios proyectos, unidades temáticas  o centros de interés, integrando asignaturas.
    También podrán en este espacio, concretar en forma conjunta y colaborativa, la elaboración de estrategias  de enseñanza y de aprendizaje que mejoren el uso de la lengua, las tecnologías de la información, el razonamiento lógico y el ejercicio de la ciudadanía.
    Asimismo la educación necesita de la sinergia del trabajo de los docentes para alcanzar un perfil de egreso común.

 

 

Materiales curriculares

 

Está previsto que el plan se implemente en los Centros Educativos con los materiales existentes en la actualidad. Dentro de las políticas del CETP se tiene como meta la ampliación de los internados con el fin de atender a un mayor número de alumnos en las escuelas ya existentes, esto implicará considerar los recursos humanos necesarios.

 

PERFIL DE EGRESO



Justificación del perfil de egreso

La definición de un perfil de egreso de la educación básica implica asumir que tanto el sistema como los centros educativos, concentran su labor y orientan sus esfuerzos para que todos los alumnos desarrollen los rasgos en él planteados, independientemente de su origen social y condiciones individuales.

El perfil de egreso se constituye así en eje articulador de la educación media básica, es decir, referente obligado de la enseñanza y el aprendizaje en las aulas, guía de los docentes para trabajar con los contenidos de las diversas asignaturas y base para valorar la eficacia del proceso educativo.

 

DURACIÓN DEL PLAN

 

Se cree conveniente revisar las innovaciones introducidas en esta reformulación una vez que se haya completado la implementación de los tres años.

El REGLAMENTO DE PASAJE DE GRADO que se aplica a este plan se entrega en documento aparte.

Áreas de Asignaturas asignadas

 


[2] Elaborado a partir de la Conferencia General de UNESCO  de 1974 en su párrafo 19 ítem IV.

[3] Coordinación I Documento elaborado por la Sala de Inspectores del CETP.  Publicado en la página web de la Institución.

Coordinación doc  Insp UTU_archivos\Coordinación hacia un concepto compartido

[4] Esteve  José M. 19 “El malestar docente” ... Tercera edición revisada y ampliada. Paidós.

[5] Serie aportes para la universalización del Ciclo Básico. El espacio de coordinación. Apuntes para el mejoramiento curricular del Plan 1996 del Ciclo Básico de Educación Media. Cuaderno de trabajo N° I Mayo 2003  ANEP.