TRAZABILIDAD: SU IMPORTANCIA

 

 

Ing. Agr. Hugo Durán Martínez

 

 

La trazabilidad surge como consecuencia de cambios en los gustos de los consumidores que se vienen procesando en los últimos cuarenta años. Hay que considerarla como respuesta a las exigencias de querer consumir alimentos sanos, seguros y que respondan a una producción sustentable que respeta el bienestar animal. Es un error muy común pensar que surge caprichosamente de un día para otro para frenar el comercio. Cualquiera que se ponga a analizar la historia de los alimentos de las últimas décadas entenderá fácilmente por qué nace este tema.

 

 

TRAZABILIDAD, ¿QUE CONTEMPLA?

 

Un sistema de trazabilidad debe contemplar varios aspectos al momento de su aplicación. Seguramente los dos más importante son:

 

1.    Requisito para entrar a determinados mercados

2.    Tener en cuenta de lo que hacen los competidores para entrar a esos mismos mercados.

 

La importancia que tenga las carnes rojas para la economía de un país es un tema relevante al momento de definir el sistema de trazabilidad a aplicar.

 

Se debe tener presente que una cosa es trazar el producto a través del seguimiento de los animales  y otro muy distinto es el trazar la forma de producir ese producto. Esto último cada vez cobra mayor importancia ya que es el que permite agregar valor a la producción.

 

 

¿QUÉ ES UN SISTEMA DE TRAZABILIDAD?

 

No debe confundirse el término Trazabilidad con Identificación de los animales. Esta última es un elemento fundamental para lograrla, pero seguramente no es la inversión más importante a realizar al implantar un buen sistema de trazabilidad. Por ejemplo la forma de recolección de datos implementada en la UE hace, por su costo, que sea difícil de aplicar un sistema así en países de producción extensiva. La identificación es un medio para lograr la trazabilidad, así como ésta es un medio para lograr mejorar el precio final de los productos, a nivel del consumidor final, si se utiliza como es debido.

 

Al determinar un esquema de trazabilidad debemos previamente considerar tres aspectos claves y en el siguiente orden:

 

1.    Creación de una base de datos, siendo fundamental determinar  qué  datos se incorporan en la misma para poder darle a los clientes toda la información requerida, más aquellos que a nosotros nos gustaría promocionar porque nos hace diferentes a la competencia y son capaces de agregar valor.

2.    Cómo se recolectarán los datos a nivel de campo y cómo se almacenan en esa base de datos para poder tener al instante la información procesada. Se debe evitar en la recolección y almacenamiento costos innecesarios y excesos de burocracia.

3.    Elección del sistema de identificación de los animales. Este debe de estar correlacionado a los dos puntos anteriores para permitir la mejor eficiencia del sistema.

 

Estos tres factores hacen el costo de la inversión de un sistema de trazabilidad y deben ser considerados como una unidad al momento de ponerlo en práctica para buscar la máxima eficiencia del sistema. De nada sirve invertir en el más sofisticado sistema de identificación de los animales si no se tienen en cuenta los puntos 1 y 2. Lo mismo ocurre a la inversa.

 

Los consumidores se vuelven cada vez más exigentes y la seguridad alimentaria es cada vez un tema más prioritario, por lo tanto los sistemas de trazabilidad que implanten los países deben generar la máxima confianza en los compradores.

 

La Base de Datos debe permitir almacenar la máxima información posible de cada animal. No sólo  sus movimientos a lo largo de su vida, sino también  cómo fue su sistema de producción. Con eso se cumple con los dos principales objetivos que busca alcanzar un sistema de trazabilidad en el mundo:

 

§         La seguridad alimentaria y

§         La certificación de los procesos de producción

 

Y una base de datos debe permitir almacenar toda esa información. Esos datos, además, deberán recolectarse de una manera simple y económica por parte del productor, evitando complicaciones innecesarias y aspectos burocráticos. Hoy, gracias a Internet, toda esa operación se puede realizar a través de ella desde el campo, incluso sin necesidad de tener un acceso al teléfono (Foto 1). De esta manera se realiza la operación a un costo reducido y en  forma simple, además de permitir acceder al instante a la información procesada que se va almacenando.

 

                     

Enviando por Internet, sin uso de teléfono, la información recabada a los animales en los bretes una vez culminado el trabajo.

Trabajo de campo en Uruguay.

 

TENDENCIA MUNDIAL EN LA IDENTIFICACIÓN DE GANADO

 

Actualmente, la tendencia mundial de identificación de los animales es hacia la forma electrónica por ser la que ofrece las mayores garantías de inviolabilidad y practicidad. Esto último referido tanto al manejo por parte de los productores, como por la lectura de información.

 

De las distintas formas de identificación electrónica, para bovinos y ovinos, la más usada y aceptada es, colocar en una oreja una Caravana Visual con un Chip  incluido (ambos inviolables) y en la otra una caravana visual inviolable. Ambas caravanas están relacionadas con respecto al marcaje. Las ventajas de  este sistema de identificación son:

 

§         el productor está acostumbrado a poner caravanas,

§         es de colocación fácil (de la misma manera que se colocan las caravanas comunes),

§         tiene control visual,

§         mejor distancia de lectura,

§         fácil de sacar en los frigoríficos y

§         éxito comprobado ya que hace  años que está en el mercado.

 

A nivel mundial las Normas ISO 11784 y 11785 representan para la identificación electrónica el estándar para que haya compatibilidad entre diferentes marcas y fabricantes.

 

 

PARA QUÉ DEBE USARSE LA TRAZABILIDAD

 

La creación de un sistema de trazabilidad debe  estar pensada para lograr la máxima credibilidad de los mercados compradores, incluyendo al consumidor interno. Un sistema de este tipo debe de estar pensado para atender las necesidades del mercado externo como al interno. Debe servir para conseguir, consolidar y recuperar consumidores. Precisamente el gran esfuerzo que realiza la Unión Europeo en la implantación de sistemas de trazabilidad, cada vez más precisos, es para recuperar la confianza de sus propios consumidores. Y este esfuerzo terminará repercutiendo en mayores exigencias en aquellos terceros países que quieran vender sus carnes dentro de la UE.

 

El buen uso de esa información generada por el sistema de trazabilidad aplicado, debe ser utilizado como herramienta para vender mejor los productos. Debe servir para hacer conocer al país vendedor y mostrar sus ventajas como productor de carnes rojas en el mundo. Debe permitir lograr un precio diferencial para ellas; así como también utilizar esa información  para mejorar la gestión de las empresas.

 

Esto es, en definitiva, el objetivo de implantar un sistema de trazabilidad adecuado y por eso tiene que ser considerado como un medio para poder mejorar los ingresos de toda la cadena de valor y nunca un fin en sí mismo.

 

Los países que avanzan buscan incorporar nuevos atributos a su producción como forma de sacar ventajas a los competidores. Es lo que los neocelandeses definen  tratar de ver más allá de lo que vemos. Muchas veces, esos atributos se tienen naturalmente pero no son explotados comercialmente.

 

Hay que tener claro que una cosa es cumplir con las exigencias para entrar en un determinado mercado y otra, muy distinta, utilizar el sistema de producción como un argumento de venta. Uno difícilmente incorpore valor mientras que el otro sí lo puede hacer.

 

 

 

IDENTIFICACIÓN ELECTRÓNICA

 

La cantidad de bovinos con identificación electrónica en el mundo aumenta año tras año. Australia, Canadá, Uruguay son un ejemplo. Sus sistemas oficiales de identificación son electrónicos. En la Unión Europea concluyó  el proyecto IDEA donde se evaluaron tres sistemas de identificación electrónica. Prontamente empezará un cambio de los viejos sistemas a otros regidos por identificaciones electrónicas. Podríamos citar varios ejemplos más.

 

 

 

No es casualidad  que esto ocurra. La razón es muy simple, con la Identificación electrónica se revolucionan los sistemas de identificación de ganado que se utilizaban hasta el momento. Se bajan sensiblemente los costos de cualquier sistema de trazabilidad, se simplifica el trabajo, se minimizan los errores y -por lo tanto- se hacen mucho más confiables los datos aportados por los sistemas de trazabilidad y de gestión de las empresas.

 

Con esto se cambian los conceptos que se tenían hasta ahora. No solo permite lo tradicional y fin último, es decir saber cual es el número de un determinado animal, sino que además permite sin errores,  en tiempo real y sin tener que llevar costosas y engorrosas  anotaciones, tener un registro pormenorizado del historial de cada animal.

 

La suma de los registros individuales almacenados en una base de datos le permite al productor contar con una formidable herramienta de gestión en su empresa, no sólo de cada animal sino que también del establecimiento en su conjunto. Evolución de peso de cada uno de sus rodeos, en forma individual y grupal; genética de cada individuo, ganancia diaria según sistema de alimentación, sanidad, n° de lactancias de cada madre, litros de leche/ vaca, producción de carne, leche y/o lana/há., son algunos de los datos que podemos obtener en tiempo real y con ajustada precisión con la adopción de esta tecnología.  Esa información que se registra y acompaña a cada animal puede y debe ser utilizada por el productor y por el frigorífico como un elemento para agregar valor a los diferentes productos.

 

 

CARAVANA ELECTRÓNICA, LO MÁS USADO EN EL MUNDO

 

Los sistemas conocidos de identificación electrónica son: Caravana con Chip; Bolo reticular con Chip y Chip inyectable. De los tres, el más usado y aceptado por los productores, en bovinos, es la caravana con un chip. La demostración más cabal de lo que estamos afirmando es lo que han elegido los productores en los países donde existe la obligatoriedad de sistemas electrónicos oficiales como los mencionados anteriormente Australia, Canadá y Uruguay.

 

En general cuando se han utilizado en bovinos los otros dispositivos electrónicos mencionados es cuando el productor no es el que los coloca en el animal. En los sistemas de ganadería extensiva, como los nuestros, y donde es el productor o sus colaboradores los que tienen que hacer el trabajo, la identificación mediante caravanas es la opción más realista.

 

Son varias las razones por la cual los productores optan por esta opción:

 

§         Saben colocarla

§         Fácil colocación

§         Tiene control visual

§         No modifica su rutina de trabajo

 

A eso hay que agregarle tres ventajas adicionales:

 

§         Fácil de sacar por lo productores y en los frigoríficos cuando muere un animal y se deben devolver los dispositivos por exigencia de los organismos oficiales.

§         Buena distancia de lectura

§         Menor costos de los dispositivos

 

El chip es un elemento pasivo que no emite descarga y que es activado exclusivamente mediante el acercamiento del lector. Esto trasmite total garantía al usuario de que no hay incidencia alguna sobre el animal.

La calidad del plástico de esas caravanas y los controles estrictos de su resistencia ante condiciones adversas y diseño, dan las garantías de su permanencia en el animal por muchos años.

 

 

CAMBIOS EN LOS CONCEPTOS DE REGISTRACIÓN

 

La caravana electrónica puede ser leída por varios tipos de lectores y el registro de sus números es almacenado en la memoria de esos lectores. Posteriormente, al finalizar el trabajo, esos números pueden ser descargados en una computadora. Con esto nos evitamos el uso del lápiz y el papel y con ello los errores que se generan al anotar muchos números.

 

Pero hay también en el mercado lo que se denominan lectores inteligentes, que no son otra cosa que un pequeño computador, construidos para condiciones de trabajo a la intemperie como es el de campo, que permiten una vez leída la caravana adicionarle los diferentes eventos a realizar sobre cada animal.

 

De esta manera el productor se evita realizar la tarea tediosa, que genera  errores involuntarios, como lo son los registros a mano en condiciones incómodas, como  es trabajar en los bretes. Ya no solo se evita anotar a mano los números de los animales sino que tampoco debe de escribir los datos que lo identifican y las acciones que se realizan sobre él. Ejemplo: raza, padre, madre, fecha de nacimiento, peso, vacunaciones, castración, servicio, etc.

 

 

CONCLUSIONES

 

La identificación electrónica se está transformando en la garantía para la instalación de sistemas oficiales de trazabilidad cada vez más confiables. No es imaginable un sistema oficial que brinde máximas garantías, en países de ganadería extensiva, con caravanas exclusivamente visuales. Apuntar a mano números únicos, de por lo menos 12 dígitos, en lugares de mucho movimiento de ganado, es una tarea prácticamente imposible. De la misma forma, la implementación de un pasaporte individual por animal (sistema utilizado en Europa) es totalmente inaplicable en nuestras condiciones de campo. Su adopción está siendo también un elemento estimulante para aquellos productores cada vez más preocupados por realizar una gestión más afinada de sus establecimientos.

 

La caravana electrónica solo se justifica si entendemos y explotamos al máximo los beneficios que ella nos genera. Es mucho más que saber que determinado número pertenece a determinado animal. Si entendemos esto y explotamos como corresponde su potencial, rápidamente nos daremos cuenta de sus beneficios. No sólo para agregar valor a nuestras carnes, lácteos o lanas; si no que también por  la información segura y al instante que nos genera, y de lo que significa porteras adentro de un establecimiento para el mejoramiento de la gestión de la empresa. Utilizada de esta manera el costo beneficio de su uso es el más económico que cualquier otro sistema conocido hasta ahora.